INVERNADEROS

Nuestros Invernaderos están construidos para proteger el cultivo. La estructura de hierro con cubierta de plástico para dar la mayor luminosidad a nuestras plantas y facilitar el proceso natural de la planta.
Nuestras instalaciones están dotadas de la mas alta tecnología que nos permite controlar cualquier incidencia  que perjudique nuestros cultivos (enfermedades, plagas, temperatura, humedad, etc)

Dadas las dificultades para el riego debido a la escasez de agua,  contamos con embalses  en los cuales depositamos el agua de lluvia que cae sobre nuestros invernaderos, mediante su canalización.
Igualmente contamos con la más avanzada tecnología, para el riego de nuestras plantas, que nos permite controlar la necesidad de agua de cada una de ellas, y por lo tanto tener un consumo racionado.

Protegemos el medio ambiente utilizando en nuestros cultivos productos fitosanitarios (abonos, fungicidas y plaguicidas), que no sean agresivos con éste.

Nuestro avanzado sistema tecnológico también nos permite incorporar a la red de riego, el alimento necesario para las plantas, estando sectorizado y abonando según la programación que realizamos  en función del tipo de cultivo, época del año, necesidades o carencias del mismo, etc.

LA COSECHA

Aunque desde que se inicia el botón de la flor prestamos el máximo cuidado al producto final,  el momento que requiere mayor atención es el de la recolección.
Nuestro personal debe estar bien cualificado para el corte de la flor, diferenciando la madurez de la flor y el momento en que debe ser recolectada, con el fin de facilitar la apertura de la flor cortada e intentar conseguir que el consumidor final pueda disfrutarla el máximo tiempo.

Cada tipo de flor requiere una atención, ya que todas no necesitan los mismos cuidados y tratamientos.
Por ello nuestro personal es formado para el cultivo que va a realizar durante la campaña.
De igual forma se cosecha cada tipo de flor cuando llega su punto de recolección, que no es el mismo para todas.

 

LA POSCOSECHA

           

Una vez recolectada toda la flor, es trasladada de inmediato a nuestros almacenes, donde disponemos de una temperatura más baja, con el fin de evitar  someter las flores a estados de deshidratación.
Allí son clasificadas una a una, teniendo siempre en cuenta, el tamaño del tallo, hoja, cabeza, etc., y asi de esta manera diferenciar cada categoría.
Posteriormente se envuelve con cartón o en bolsas, dependiendo de la flor y se depositan en los contenedores de agua.

Disponemos  de dos cámaras, donde enfriamos el producto un mínimo de doce horas. De esta forma la flor se endurece, se fortalece, y viajará a distintos puntos de la geografía, en condiciones optimas.
La temperatura optima para enfriar las flores oscila entre los 2 y 4 Grados.
Cuando ya han sido enfriadas lo suficiente, se procede al embale de la flor en cajas de cartón, que igualmente cuando se cierran éstas son depositadas en las cámaras, con el fin de que se enfríe todo el conjunto que va a viajar.

Llegada la hora de viajar las flores, estás lo hacen a través de empresas de transporte de servicio urgente, estando las flores en el destino en un tiempo máximo de doce horas.
La Autoventa sin embargo, la hacemos por nuestros propios medios, así pues disponemos de vehículos frigoríficos con el fin de que la mercancía viaje en optimas condiciones.
Igualmente disponemos de vehículos más pequeños y ligeros para servicios urgentes, es decir, cuando se va a realizar un servicio único en un momento determinado.

Invernaderos del Segura, S.L. Camino viejo de Murcia, 54. 30.170 - Mula - Murcia

Teléfono: 968 660561 - FAX: 968 662129 - Email: invernaderos@invernaderosdelsegura.com